¿Qué fotografías no pueden faltar en tu boda? - Fotógrafos de bodas en Úbeda - Flymovie
350
post-template-default,single,single-post,postid-350,single-format-standard,qode-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
¿Qué fotografías no pueden faltar en tu boda?

¿Qué fotografías no pueden faltar en tu boda?

Si algo tienen claro todas las parejas que están a punto de pasar por el altar, es que no van a prescindir, bajo ningún concepto, de sus fotografías de boda.

Unos optarán por el tío, primo, hermano o amigo que se encargue de hacer el reportaje de fotografías durante el día de la boda, otros, sin embargo, preferirán dejar esta tarea a un fotógrafo de bodas profesional.

Si estás a punto de casarte y eres de los que se han decantado por la segunda opción, es importante que, además de dejar libertad en la creatividad y el ojo artístico del fotógrafo de bodas, tengas muy en cuenta cuales son las fotografías que no deberían faltar el día de tu boda y hacérselo saber al profesional para que estas estén incluidas en el extenso reportaje.

¡Toma nota!

El antes de la boda

A veces, las parejas se ciegan con el gran momento, con el “Sí, quiero” y se olvidan de que una boda es muchísimo más que eso.

Los momentos previos a la boda son tan especiales que el objetivo de una cámara no debería perdérselos bajo ninguna circunstancia.

Desde el momento del maquillaje de la novia o, incluso, del de las damas de honor, del vestido colgado esperando a ser puesto, de las risas nerviosas entre madre e hija, del rostro del novio que intenta aparentar tranquilidad mientras los nervios corren descontrolados por todo su cuerpo, de los anillos preparados, hasta el de la salida de cada parte de la pareja por la puerta de su casa camino de la iglesia o el juzgado, conforman una serie de instantáneas imprescindibles en vuestro álbum de bodas.

Los invitados también son importantes

¿Qué sería de una boda sin sus invitados?, sin lugar a dudas, los protagonistas del día serán la pareja pero, si existe un momento del día en el que los invitados lucen con luz propia, es el previo a la llegada de los novios al lugar del casamiento.

¿De verdad vas a querer perderte todas las instantáneas de ese momento? Momento que, además, será el único que no vivas en primera persona.

Los nervios de los familiares previos a la llegada de la pareja, los niños jugando ajenos a lo que una boda supone, el novio llegando al lugar, la espera de este a que aparezca la novia y, por supuesto, la bajada del coche y entrada de la novia.

Miles de fotografías que solo el ojo de un profesional de la fotografía de boda tiene la capacidad de captar el momento preciso.

Ceremonia y banquete, la explosión de emociones

Si tuviéramos que nombre un momento como aquel donde más emociones se concentran durante una boda, sin duda, sería el momento del “Sí, quiero” y el banquete.

Y es que, mientras todas las miradas están puestas en la pareja que está a punto de contraer matrimonio, alrededor ocurren mil escenas que el fotógrafo de bodas está dispuesto a no dejar escapar, la lágrima de una madre, la sonrisa orgullosa de un padre, las risas de las damas de honor, etc.

Por otro lado, algo que ha sido cuidado con tanto detalle como es un banquete de boda, merece ser recordado a través de fotografías de cada uno de los motivos que conforman esa sala en la que se festejará posteriormente la unión de la pareja.

Por supuesto, el baile de boda sigue siendo uno de los momentos más fotografiados, asegúrate de que cuentas con un buen profesional de la fotografía de bodas para captar ese momento con un ojo diferente al de cualquiera.

Sin Comentarios

Deja un comentario