¿Qué es una sesión de fotografías de preboda? - Fotógrafos de bodas en Úbeda - Flymovie
299
post-template-default,single,single-post,postid-299,single-format-standard,qode-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
¿Qué es una sesión de fotografías de preboda?

¿Qué es una sesión de fotografías de preboda?

Preboda, una palabra que seguramente hayas escuchado muchas veces en los últimos tiempos y, sin embargo, aún no sabes qué es una sesión de fotografías de preboda o, más aun, para qué sirve la preboda.

Si aún estás con los preparativos de la boda o ultimando los detalles de esta, es muy probable que se te haya pasado por la cabeza zambullirte de lleno en una sesión de fotografías de prebodas, pero antes… te contamos sus ventajas.

¿Para qué sirve una sesión de fotografías de preboda?

La sesión de fotografías de preboda cumple con tres objetivos principales.

Por un lado, la compenetración y complicidad con el fotógrafo de bodas que hayáis elegido para el gran día y, por tanto, la pérdida del miedo escénico.

Compartir un día con tu fotógrafo de bodas para realizar este tipo de sesiones de preboda en un ambiente distendido hace que el fotógrafo conozca a la pareja en más profundidad, su estilo, sus gustos, lo que les incomoda y lo que les agrada.

Por su parte, la pareja entra en complicidad con el fotógrafo que pasa de ser un mero objetivo y un profesional “intruso” en su boda a alguien con un poco más de confianza.

Esta combinación hace que el día de la boda, los novios estén cómodos y acostumbrados a la cámara y que se puedan centrar sólo y exclusivamente en lo importante, disfrutar de su gran día.

Fotografías de preboda para relajarse

Otro de los objetivos que cumple la sesión de fotografías de preboda es la relajación.

Gracias a este día o varios días si, por ejemplo, decidís que la localización de las fotografías de preboda se realicen en algún país de Europa que está muy de moda ahora, sirven para desconectar de todos los preparativos de la boda que tanto llegan a estresar a las parejas.

Dedicaros un día en exclusiva para vosotros, para demostraros todo el amor que os ha llevado hasta el altar mientras disfrutáis de un día en la ciudad que hayáis escogido saliendo de la vorágine de la boda es un bálsamo excelente para conseguir unas fotografías que perdurarán en el recuerdo.

La sesión de fotografías de preboda: un recuerdo infinito

El último de los objetivos de las fotografías de preboda que, además, es el más lógico es el de poder obtener una sesión fotográfica con mucha más dedicación, tiempo y preparación que resultará en un álbum perfecto para el recuerdo.

La preboda proporciona al fotógrafo de bodas algo que la propia boda, por sus características, no puede aportar, el tiempo.

Durante la boda, cada instantánea que se produce dura sólo un segundo y, además, no se vuelve a repetir: el momento en el que los novios se ponen el anillo, una lágrima espontánea de una madre, una mirada, una caricia, momentos irrepetibles que no se pueden preparar y que sólo el ojo experto de un profesional de la fotografía podrá captar.

La preboda, sin embargo, te da la oportunidad de prepararlo todo, aunque surjan también fotos espontaneas.

¿Convencido de hacer una sesión de fotografías de preboda? Te estamos esperando 😉

Sin Comentarios

Deja un comentario